Luz zodiacal

Mucho tiempo sin escribir en el blog, quizá demasiado. Pero eso no impide que os traiga algo de lo poco que he podido traerme del pueblo esta semana santa. Había visto en muchas ocasiones la esquiva luz zodiacal en multitud de imágenes, pero el fotografiarla se me había resistido… hasta esta primavera.

La verdad que tampoco iba persiguiendo esta imagen ni captar este fenómeno, pero parece que esa noche la suerte estuvo de mi lado. Primeramente en lo meteorológico, todo el día nublado desde por la mañana no auguraba nada bueno. Y segundo, al llegar a la localización había un tractor por la zona trabajando que me hizo estar esperando en el coche un tiempo.

Tras dar buena cuenta de la cena me dispuse a bajar del coche para estirar las piernas y me pareció ver algo extraño. Mientras los ojos se me acostumbraban a la oscuridad pude intuir tras las luces del pueblo un débil resplandor que se elevaba en el cielo. El sol? contaminación lumínica? Saqué la cámara y me dispuse a salir de dudas. Tras ver las primeras imágenes en la pantalla no había dudas. La luz zodiacal estaba allí, hacia dos horas que se había puesto el sol y no tenia mucho tiempo para intentar sacar su mejor cara.

El ultimo puntito de suerte de la noche aparecio con el tractor que terminó su faena y se retiró de la localización. Tocaba coger todos los bártulos y apresurarse para realizar las primeras pruebas. No tenia mucho tiempo. aunque podía apreciarse algo el fenómeno a simple vista no aguantaría mucho mas. Esto unido a que a mi fiel 5D se le notan los añitos en cuanto a sensibilidades iso hacían que tuvieran que trabajar rápido. Las pruebas las hice a 3200 iso y no salieron nada mal ( los 4º de aquella noche ayudaban también a ello) pero para esta ocasión decidí dejar el iso en 1600. Este valor junto a la apertura de 2.8 del Samyang hace que salgan cosas interesantes en el revelado con facilidad.

Tras las rápidas pruebas de encuadre decidí darle un aporte con mi silueta junto a las ruinas. Para ello puse el temporizador y me coloque en el lugar adecuado. La constelación de Orión y la estrellas Sirio completaron el juego de luces en el cielo. La iluminación “terrestre” corrió a cargo de varios disparos a 1/128 del flash que sostenía en mi mano derecha. Tras hacer dos pruebas la foto ya estaba en la tarjeta.

_MG_6490

                                                                    5D, 14mm, f 2.8, iso 1600, 30 seg.

JUEGO DE TRONOS

 

Esta semana os traigo esta fotografia realizada en uno de los muchos castillos repartidos por la provincia de Zamora. Tenía ya vistas muchas fotos de este castillo en internet, y sabiendo que lo tengo a menos de media hora del pueblo decidí acercarme una noche de Agosto. Normalmente me gusta llegar con antelación para encontrar bien los accesos e inspeccionar bien la zona en busca de posibles peligros, (escombros, cristales, hoyos..) que luego a oscuras son difíciles de ver. Aunque ese día no llegue con  mucho tiempo, el fácil acceso pudiendo dejar el coche prácticamente pegado al castillo me facilitó mucho la tarea. Después de dar una vuelta de reconocimiento en busca de algún lugar donde plantar el trípode y tras quedarse el cielo sin nubes, decidí darle algo de vida con una circumpolar. Decidido el encuadre solo faltaba que anocheciera del todo para comenzar la sesión, no sin antes dar buena cuenta del bocata 🙂

 

5D, 14mm, f4, iso 800, 31x2min.

                                                                  5D, 14mm, f4, iso 800, 31x2min.

Para iluminar esta toma tuve algo de ayuda de una luna menguante que me iluminó la parte izquierda del castillo. Puede apreciarse que la iluminación es algo mas fría que la de la fachada principal. Para iluminar esta probé a base de flash pero finalmente decidí iluminarla con linterna mientras duraba la exposición de la primera fotografía. Primero se iluminaron las rocas del primer plano de una forma muy lateral, intentando sacarles volumen y también para procurar separarlas de la fachada del castillo. Después unas pasadas con el zoom de la linterna abierto al máximo por toda la fachada hicieron el resto del trabajo. Tras esto solo había que dejar hacer su trabajo al intervalómetro.

Tras 31 tomas de 2 minutos este es el resultado.

LA CASA DE LA PRADERA

Comenzamos otra semana más y en esta ocasión nos toca volver a la tierra del pan. Esta vez hasta el pueblo de San Esteban del Molar, donde se encuentra este chozo en mitad de un trigal. Tras verlo desde el coche el pasado mes de Diciembre, estas vacaciones de semana santa tocaba hacerle una visita.

Noche con mucha luna y como siempre tras varias tomas con la luna a mis espaldas, decidí darla una oportunidad e incluirla junto al motivo principal de la fotografía. Con tal cantidad de luna es fácil conseguir esos cielos de un azul profundo con el balance de cámara. La iluminación del interior corrió a cargo de un flash con gel naranja, mientras que en el exterior una linterna cálida hizo el resto del trabajo. El chozo se iluminó desde la derecha para matar las sombras duras de la luz de luna. En el suelo la iluminación principal también se aportó desde la derecha, dando también unas pasadas desde la izquierda para rellenar y dar volumen al trigo que cubría el campo de cultivo.

_MG_1580

                                                                           5D, 14mm, f8, iso 800, 58 seg.

TESTIGOS MEDIEVALES

Tocaban vacaciones de Semana Santa y tocaba visitar tierras castellanas de nuevo. Esta vez tenia algun motivo extra para escaparme a echar unas fotos por la noche. El nuevo 14mm y las linternas había que probarlas a fondo, y que mejor campo de pruebas que las ruinas repartidas por las afueras del pueblo. Los cielos de los que se puede disfrutar en Zamora junto con estas localizaciones son el escenario perfecto para pasar un rato a solas con la cámara.

Tras llegar por la tarde y dejar todo en casa, tocaba escaparme esa misma noche. Con toda la cacharreria en el coche enseguida me planté junto a los restos de una vieja iglesia. Tener esto a 4km de casa en todo un lujo que en la zona donde vivo se hace imposible. Faltaban dos dias para la luna llena y no hacia falta linterna para moverse por los campos. Ya con todo colocado empieza el ritual. Buscar encuadre, exponer para el cielo, balance de blancos y darle una iluminación que te satisfaga.
Para esta ocasión elegí un diafragma mas cerrado de lo habitual, sacar la luna con forma estrellada era el objetivo y con un f8 me pareció que quedaba bien. Toda la escena esta iluminada con una minimaglite, con lo que tuve que darme prisa para iluminar toda la estructura en los 34 segundos que duró la toma. Para darle  el último toque se iluminó el orificio de la pared mediante un flash filtrado con un gel rojo y listo. Los dos testigos, luna y ruinas estaban ya en mi tarjeta.

_MG_1312

                           5D, 14mm, f8, iso 1600, F8, 34s.