CENTINELAS DEL COSMOS

Esta semana os traigo una entrada bastante diferente a las habituales. Aunque sigue siendo de temática nocturna y usa la iluminación con flash que empleo habitualmente en la mayoría de mis fotografías, en esta ocasión lo que cambia radicalmente es el paisaje y los cielos que pueden verse desde allí. Aprovechando que íbamos a pasar una semana de relax en la isla de Tenerife, no pude dejar escapar la oportunidad para escaparme un par de noches al parque nacional del Teide y disfrutar de sus cielos oscuros repletos de estrellas. Además en esta ocasión parece que la suerte estaba de mi lado, pudiendo aprovechar durante mi estancia la luna nueva y los tajinastes rojos luciendo en todo su esplendor. ¿Que mas se puede pedir? Pues que la calima desapareciera completamente.

La semana anterior a mi viaje y durante las dos primeras noches una ola de calor azotó las islas y la mayor parte de la peninsula. En las canarias esto suele ser sinónimo de calima, y en esta ocasión no podía ser menos. Unos cielos sin nubes pero llenos de polvo nos recibieron nada mas aterrizar al norte de la isla. Pero la predicción decía que pronto quedarían los cielos limpios y así fue.  El lunes, con los cielos despejados y luna nueva cargué todos los trastos y me presenté a los pies del Teide. Llegué algo justo de tiempo y no pude disfrutar como se merece el mar de nubes que atravesé durante la subida ni del atardecer. A cambio, un cielo negro como no había visto ninguno y plagado de estrellas me esperaban aquella noche. Con la pertinente ropa de abrigo y tras localizar un grupo de tajainastes me dispuse a buscar su mejor cara y a esperar que nuestra galaxia hiciera acto de presencia.

Normalmente para las esperas es aconsejable llevarse además del móvil, una tablet o algo similar (buena comida). En este caso no hizo falta nada. Estar hay arriba, en completo silencio y oscuridad, observando la maravilla de la que nos privan todas las noches las luces a los que vivimos en pueblos y ciudades no tiene precio. Una cantidad enorme de estrellas brillantes cubriendo todo el cielo hasta el horizonte es algo que pocas veces puede disfrutarse, pero aquella noche tocaba hacerlo. Uno podría pasarse horas tumbado con la única compañía de una manta observando las constelaciones y cuerpos celestes con total claridad.

Puntual a su cita, a eso de las 23:30 la vía láctea empezó a asomarse por el horizonte. La silueta que se ve al fondo de esta imagen pertenece a montaña de Guajara, que con sus 2.718m (justo 1.000m menos que el Teide) es la montaña mas alta de las que conforman el circo de las cañadas. Y que mejor fondo para este espectáculo que dos ejemplares de tajinaste rojo? En esta imagen pueden verse dos de las maravillas de canarias, su flora endémica y sus cielos.

                                                                        5D, 14mm, f2.8, iso 3200, 34 seg.

En esta ocasión se seleccionó un balance en la cámara de 3200K para teñir de azul el cielo, colocando en el flash el correspondiente gel CTO para iluminar con luz blanca los tajinastes. Para intentar captar el espectáculo que había sobre mí, y procurando registrar el mayor número de estrellas posibles, abrí el diafragma al máximo y utilice un iso elevado. En este caso f2.8 e iso 3200 fueron los valores elegidos, que junto a una velocidad de 34 segundo harían aparecer fijas las estrellas en el cielo. No quiero pensar lo que se puede llagar a hacer aquí con una cámara moderna y sus valores iso estratosféricos. A pesar de ello estoy muy contento con los resultados, y aunque mi cámara es del 2005 que en esto de la tecnología es como la prehistoria, todavía me da buenas satisfacciones.

Anuncios

TRANSFORMERS II

Esta semana ando con algo de retraso en el blog. Pero tras pasar una semanita en Canarias, disfrutando de su clima y como no de sus impresionantes cielos, ya estoy aquí con otra de las fotos que realicé a estos camiones. En esta ocasión se trata de un camión hormigonera, el paso del tiempo y el vandalismo lo han dejado en este estado que veis. Tras un primer vistazo a la zona el día anterior, comprobé que había que pegarse mucho a las maquinas.  Al estar cerca de otros camiones y trastos que dejaron allí abandonados en su día, era fácil que alguno se te colara en la foto. Coloque el 14mm y me pegué todo lo que pude para tratar de sacar la mayor porción de cielo. Esa noche parecía que iba a tener el cielo completamente despejado, pero empezaron a aparecer algunas pequeñas nubes que se movían a bastante velocidad y no me lo pensé, tenia que meterlas en la foto si o si. tras mover ligeramente la cámara volví a encuadrar y probé varios tiempos de exposición hasta dar con el efecto que mas me gustaba en las nubes.

En esta ocasión para iluminar el interior deje el flash con un gel verde dentro de la cabina y lo disparé remotamente. El exterior se iluminó integramente con una linterna cálida. Primero me centré en los faros para simular que estaban encendidos. Después varias pasadas desde el lado izquierdo para la parte frontal de la cabina. Acto seguido me desplacé hasta el lado derecho y me centré en iluminar las llantas intentando destacarlas gracias a la iluminación. Por último unas pasadas al césped y remolque hicieron el resto. Espero os guste.

5D, 14mm, iso 400, f4, 72seg.

                                                                5D, 14mm, iso 400, f4, 72 seg.

VIENTOS DE CAMBIO

En esta ocasión vuelvo a traeros otra imagen mas de uno de mis queridos arbolitos :-).  Se trata de un ejemplar de haya que debido a las podas sufridas durante años (Trasmoche) se ha quedado con esta forma tan retorcida. Ya estamos en el mes de Mayo, y a estas alturas el bosque esta rebosante de verde. Todas las hayas lucen su hoja nueva, y el verde es el color dominante en el monte por esta época. No podía dejar pasar la oportunidad de coger la cámara y salir a darme un paseo con ella. El contraste del verde del follaje junto con el color azul profundo del cielo poco después de meterse el sol queda genial en las fotos, al menos para mi gusto claro.

Para la iluminación de esta toma se usó tanto el flash como la linterna. Desde la parte derecha se disparó el flash remotamente, mientas que desde la izquierda y con la ayuda de una linterna cálida se iluminó tanto la rama del suelo como la parte izquierda del árbol. El balance de cámara se encargo de resaltar el azul del cielo, quedando aún mas potenciado por la reciente puesta de sol. Debido a este mismo motivo y como quedaba todavía luz en el cielo, se usó una apertura de 2.8 para resaltar lo máximo posible las estrellas que comenzaban a aparecer. Se puede apreciar con bastante claridad gran parte de la osa mayor sobre la copa del árbol.

5D, 14mm, f2.8, iso 800, 25seg.

                                                                  5D, 14mm, f2.8, iso 800, 25 seg.

TRANSFORMERS

Otra semana más en las que os acerco una entrada nueva. en esta ocasión dejamos a un lado los arbolitos y nos centramos en uno de estos “trastos” tan agradecidos para la fotografía nocturna. Esta vez la imagen esta obtenida en una cantera abandonada en la que duermen el sueño eterno varios camiones a la espera de que el oxido acabe con ellos.

Hace algún tiempo también visite esta misma localizacion en compañía de varios amigos, pero tuve que abandonarla por motivos personales antes de sacar siquiera la cámara. El otro día me acorde de ella y viendo que el pronostico del tiempo daba cielos despejados decidí darles una nueva oportunidad a estas maquinas. Ya en el lugar y tras decidir los encuadres todavía con algo de luz, me propuse sacar a uno de los camiones TEREX que allí se encuentran. Al encontrarse pegado a un cazo de los que usan las hormigoneras para transportar el cemento tuve que pegarme mucho al vehículo, aprovechando el 14mm para sacar bastante porción de cielo.

Como la luna aún no había salido y la pared del fondo tapaba gran parte de la contaminación lumínica proveniente de los pueblos cercanos, decidí tirar varias tomas para mas tarde unirlas y hacer un Startrail. En esta ocasión se trata de 15 fotos de 1 minuto de duración cada una las que componen la imagen. El camión se iluminó en la primera toma y luego se dejo trabajar a la cámara. En las 3 últimas tomas se coló esa nube sobre las montañas, al principio pensé en desechar esas imágenes pero después viendo el resultado me gustó y decidí dejarlo como estaba.

Para la próxima intentare ir con algo de luna y que me ilumine la pared del fondo que en esta ocasión ha quedado completamente negra. Esa zona del fondo es un cortado de unos 200m de altura de donde se extraía la roca e la cantera. En esta ocasión intenté darle algo de luz con la linterna pero a pesar de usar el objetivo a f2.8 el gran tamaño y la distancia que lo separa del camión hizo imposible la faena. Para la iluminación del camión usé una linterna calida en el exterior y un flash con gel magenta en el interior de la cabina, este último disparado con un trigger.

Trasnformers

                                                        5D, 14mm, f2.8, iso 400, 15 x 1min.

NOCHE DE HERMANOS

Muchas veces tenemos las localizaciones delante de nuestros ojos y no nos damos cuenta. Esta es una de ellas, muy cerquita de mi casa y por unos prados por los que he caminado muchas veces en compañía de amigos y familiares. Esta zona es como mi pequeño jardín de recreo. Un oasis al que venir a pasar un rato con la cámara y las linternas es un placer.

En mitad del prado y sobre un pequeño montículo se encuentran estos dos ejemplares, un roble y un haya que parecen crecer de las mismas raíces. Tras haberlos fichado el pasado mes de Febrero mientras daba un paseo disfrutando de la nieve recién caída, decidí que merecían una foto. Ese momento llegó hace unos días cuando en una escapada exprés me acerque para tratar de sacarles alguna imagen.

Como ya me conocía el lugar con anterioridad y el acceso no es complicado, no llegué con demasiado tiempo de antelación. Aunque siempre me gusta llegar con luz y con algo de margen en esta ocasión no pudo ser. Tras colocar todos los aparatos empece a buscar algún encuadre de mi agrado. Primero probé desde el otro lado, en el que se aprecia mejor como crecen el uno pegado al otro, pero el resultado no termino de convencerme del todo. Cogí los trastos y probé cambiando de lado. Desde el otro extremo había probado a sacarlos con todo el follaje y la luna en un extremo del cielo. Para esta imagen cambie el registro y pegué la cámara con el 14mm montado para sacar detalle en sus troncos y que la luna quedara atrapada entre sus ramas.

Primero probé solo iluminándolos con linterna cálida desde el lado izquierdo, pero a la derecha los troncos quedaban en sombra y se fundían con el fondo negro. La luna se encontraba en fase creciente y los arboles del fondo al encontrarse a contraluz apenas cogían luz. Para la iluminación de contra usé el flash al que le coloque un gel naranja y monté sobre un trigger, accionándolo a distancia varias veces. Así me ahorré las carreras de un lado a otro para iluminar desde los dos extremos. Creo que tras varios intentos conseguí perfilar los troncos y la parte izquierda del montículo separándolos del fondo.

 5D, 14mm, f4, iso 800, 39 seg.

                                                                  5D, 14mm, f4, iso 800, 39 seg.

LA CASA DE LA PRADERA

Comenzamos otra semana más y en esta ocasión nos toca volver a la tierra del pan. Esta vez hasta el pueblo de San Esteban del Molar, donde se encuentra este chozo en mitad de un trigal. Tras verlo desde el coche el pasado mes de Diciembre, estas vacaciones de semana santa tocaba hacerle una visita.

Noche con mucha luna y como siempre tras varias tomas con la luna a mis espaldas, decidí darla una oportunidad e incluirla junto al motivo principal de la fotografía. Con tal cantidad de luna es fácil conseguir esos cielos de un azul profundo con el balance de cámara. La iluminación del interior corrió a cargo de un flash con gel naranja, mientras que en el exterior una linterna cálida hizo el resto del trabajo. El chozo se iluminó desde la derecha para matar las sombras duras de la luz de luna. En el suelo la iluminación principal también se aportó desde la derecha, dando también unas pasadas desde la izquierda para rellenar y dar volumen al trigo que cubría el campo de cultivo.

_MG_1580

                                                                           5D, 14mm, f8, iso 800, 58 seg.

NOCHE EN EL HAYEDO

Una semana más y aquí os traigo otra entrada. En esta ocasión se trata de una imagen obtenida en un hayedo próximo a mi casa. Uno de esos sitios a los que me gusta acudir a realizar pruebas con la iluminación, probar alguna juguete nuevo, o simplemente salir a dar una vueltecita con la cámara. En esta ocasión me encontré con el suelo del hayedo lleno de flores. En concreto de trata del narciso de los prados (Narcissus gr. pseudonarcissus). Estas plantas florecen entre los meses de Febrero a Abril en los bosques de hayas. Aprovechan que estos arboles aún no tapan toda la luz con su espeso follaje para crecer. Tras localizar un ejemplar aislado a los pies de esta vieja haya, decidí darle protagonismo con la focal de 14mm. Decidido el encuadre probé la iluminación del primer plano con linterna, pero el viento que hacía esa noche me hacia imposible sacar las plantas nítidas. Cambio de planes, flash y gel CTO de un paso y problema resuelto. Un toque de flash a 1/64 de potencia bastó para congelar el movimiento de las flores. Para el árbol se uso también el flash, pero en esta ocasión se realizaron varios disparos desde ambos lados del mismo. Para el interior del tronco hueco del haya se introdujo una linterna de led fría con gel amarillo. Tras varios intentos consegui una iluminación de mi agrado, el paseo valió la pena.

_MG_1896

                                                               5D, 14mm, f4, iso 200, 20seg.