JOYAS DE PIEDRA

Tras este parón de un mes me toca decir adiós a las vacaciones y volver a la rutina. Este año he tenido la suerte de poder visitar la zona del cabo de gata en Almería y pasar algunas semanas también en el pueblo. Es de este último lugar del que voy a presentaros la imagen en esta ocasión. se trata de uno de los muchos chozos que se reparten por la provincia de Palencia. Tienen muchos nombres; chozos, cucos, bombos… pero en esencia son lo mismo. Refugios construidos en piedra seca, sin morteros ni cemento que unan las rocas. Antaño los usaban los pastores y agricultores como refugio para resguardarse de las inclemencias del tiempo y para pernoctar cuando pasaban  temporadas largas con los rebaños en el campo. Hoy en día están en desuso, y aunque la mayoría han desaparecido o están en ruina, todavía se conservan varios ejemplares en buenas condiciones. Este concretamente esta cerca de la población de Dueñas, y aunque no era mi objetivo esa noche no pude resistirme a parar cuando lo vi desde la carretera.

5D, 14mm, f4, iso 400, 58 seg.

                                                                        5D, 14mm, f4, iso 400, 58 seg.

Este encuadre que os muestro era de lo poco que se le podía sacar. Toda la zona estaba llena de hierba bastante alta y justo tras de mí se encontraban los muros de las corralizas que se usaban para recoger al ganado. Tras hacer varias pruebas de iluminación solo había que esperar a que terminara de anochecer. En esta ocasión el chozo se iluminó combinando flash y linternas. Desde la parte izquierda se disparo un destello de flash filtrado con CTO. Para la parte derecha y parte del suelo se usó una linterna cálida, una Maglite 3D concretamente. Para iluminar el interior utilicé otra linterna cálida, esta vez además se le colocó un gel naranja para para darle un toque mas cálido al interior.  Las pequeñas nubes que había aquella noche terminaron de dar el puntito a ese cielo estrellado.

Anuncios

LA CASA DE LA PRADERA

Comenzamos otra semana más y en esta ocasión nos toca volver a la tierra del pan. Esta vez hasta el pueblo de San Esteban del Molar, donde se encuentra este chozo en mitad de un trigal. Tras verlo desde el coche el pasado mes de Diciembre, estas vacaciones de semana santa tocaba hacerle una visita.

Noche con mucha luna y como siempre tras varias tomas con la luna a mis espaldas, decidí darla una oportunidad e incluirla junto al motivo principal de la fotografía. Con tal cantidad de luna es fácil conseguir esos cielos de un azul profundo con el balance de cámara. La iluminación del interior corrió a cargo de un flash con gel naranja, mientras que en el exterior una linterna cálida hizo el resto del trabajo. El chozo se iluminó desde la derecha para matar las sombras duras de la luz de luna. En el suelo la iluminación principal también se aportó desde la derecha, dando también unas pasadas desde la izquierda para rellenar y dar volumen al trigo que cubría el campo de cultivo.

_MG_1580

                                                                           5D, 14mm, f8, iso 800, 58 seg.