MIRADOR ESTELAR

Este verano he podido disfrutar de unos días de playa y descanso por las playas de Almería. Con unos cielos despejados y teniendo ocasión de salir un par de noches alguna foto nocturna me he podido traer. Aunque alejándose de los pueblos se podía ver el cielo con bastante claridad esta semana tenia mono de vía láctea, y que mejor forma de verla que hechando un vistazo a las fotos que me traje de Tenerife.

Este ejemplar se encontraba muy cerca del parador de las cañadas del Teide. El único edificio que se encuentra en esa zona, y que comparte ubicación junto con la  ermita de nuestra señora de las nieves, el templo católico a mayor altitud de España. La imagen en cuestión no tiene ningún misterio en su realización. En esta ocasión me ayudé de un flash con filtro CTO para iluminar la planta desde la derecha. El iso alto y la apertura de 2.8 hicieron posible captar un gran numero de estrellas.

5D, 14mm, f 2.8, iso 1600, 39 seg.

                                                                  5D, 14mm, f 2.8, iso 1600, 39 seg.

COUNTING STARS

Esta semana os traigo el único apilado que realice en mi viaje a Canarias. Aunque las condiciones eran ideales al no contar con luna y un cielo completamente despejado, decidí aprovechar para realizar exposiciones cortas junto con la vía láctea. Esta foto la realicé mientras esperaba precisamente a que nuestra galaxia mostrara su mejor cara. En esta imagen pueden apreciarse las trazas estelares durante mas de una hora sobre el pico de Teide. En la parte izquierda de la imagen y prácticamente fuera de plano se aprecian las estelas de Venus (la mas corta) y de Jupiter, ocultándose ambos tras los roques de Garcia.

Como podeis ver esta imagen no tiene ningún misterio. Un lugar con poca contaminación lumínica y unas baterias bien cargadas son suficientes para tomar imágenes como estas. Al llegar a casa se apilan con el software Startax y listo.

Espero que os guste.

5D, 14mm, f 2.8, 65x1min.

                                                                        5D, 14mm, f 2.8, iso 1600, 65x1min.

ZAPATERO A TUS ZAPATOS

Seguimos nuestra ruta por las cañadas del Teide y esta vez nos encontramos con otra localización que merece una foto si o si. La totalidad del parque nacional es increíble. A cada paso te encuentras con rincones que parecen sacados de otro planeta. Me hubiera gustado contar con mas tiempo para buscar localizaciones diferentes, pero la hora de coche que hay hasta llegar allí arriba, y que estando de vacaciones otros menesteres ocupan la mayor parte del tiempo tenia que ir a tiro hecho. Aun así disfrute a tope da las dos noches que pasé por las cumbres de Tenerife. Ya se sabe, la cabra tira al monte :-P.

En esta entrada os traigo uno de los lugares mas famosos y fotografiados de todo el parque, la zapatilla de la reina. Esta escultura natural se alza junto a una de las paredes de las cañadas. La naturaleza, caprichosa ella, ha erosionado la lava hasta dar forma de zapato de tacón a este roque. De día es un placer observarlo, pero al caer la noche cobra otra dimensión, y aunque pueda parecer pequeño os aseguro que tiene unas dimensiones considerables.

5D, 14mm, f2.8, iso 1600, 39 seg.

                                                                 5D, 14mm, f2.8, iso 1600, 39 seg.

Nada mas llegar al lugar los primeros disparos los realicé mas próximos al roque y con la cámara colocada mas a la derecha. Desde allí la formación perdía esa forma tan característica de zapato, lo que me obligó a cambiar el lugar de la toma. Tras dar con un encuadre de mi gusto me dispuse a poner un retardo en el intervalómetro de 1 minuto. Me tenía que dar tiempo a bajar por la ladera y colocarme a la suficiente distancia para iluminar y que no saliera yo en la fotografía. Tras varios intentos ya tenia la imagen pensada en la cámara. En esta ocasión la vía láctea también quiso salir en la foto. Colándose por encima de las formaciones del fondo se la ve aparecer sobre el cielo canario.

ROQUES DE GARCÍA

Esta semana volvemos a Canarias con una imagen de los famosos Roques de García. Esta fotografía pertenece a una serie que realicé mientras esperaba a que anocheciera. Después de localizar algunos ejemplares de Tajinaste por los alrededores y mirar las horas para sacar la vía láctea, me puse a comer algo en el parking que hay frente a este lugar cuando vi esta imagen. La luna creciente luciendo sobre estas moles de piedra. Tras ver que podría quedar un bonito contraluz con las siluetas recortadas contra el cielo crepuscular, cambié el 14mm por el 17-40mm y me alejé del coche para enmarcar a los roques junto a la luna. Tengo también algunas con el 70-200, pero la luna aún estaba demasiado alta en el cielo y era imposible incluir el conjunto de los roques enteros. En esta imagen puede verse en la parte derecha el roque mas famoso de todo el parque y creo que de todas las islas. El “roque cinchado” o “árbol de piedra” presume de silueta en esta imagen. No en vano sirvió de modelo en los antiguos billetes de mil pesetas.

En la parte superior, a la derecha de la luna se puede observar el planeta Venus. En la izquierda el brillo mas débil pertenece a Júpiter.

5D, 38mm, iso 400, f5,6, 4 seg.

                                                                      5D, 38mm, iso 400, f5,6, 4 seg.

CENTINELAS DEL COSMOS

Esta semana os traigo una entrada bastante diferente a las habituales. Aunque sigue siendo de temática nocturna y usa la iluminación con flash que empleo habitualmente en la mayoría de mis fotografías, en esta ocasión lo que cambia radicalmente es el paisaje y los cielos que pueden verse desde allí. Aprovechando que íbamos a pasar una semana de relax en la isla de Tenerife, no pude dejar escapar la oportunidad para escaparme un par de noches al parque nacional del Teide y disfrutar de sus cielos oscuros repletos de estrellas. Además en esta ocasión parece que la suerte estaba de mi lado, pudiendo aprovechar durante mi estancia la luna nueva y los tajinastes rojos luciendo en todo su esplendor. ¿Que mas se puede pedir? Pues que la calima desapareciera completamente.

La semana anterior a mi viaje y durante las dos primeras noches una ola de calor azotó las islas y la mayor parte de la peninsula. En las canarias esto suele ser sinónimo de calima, y en esta ocasión no podía ser menos. Unos cielos sin nubes pero llenos de polvo nos recibieron nada mas aterrizar al norte de la isla. Pero la predicción decía que pronto quedarían los cielos limpios y así fue.  El lunes, con los cielos despejados y luna nueva cargué todos los trastos y me presenté a los pies del Teide. Llegué algo justo de tiempo y no pude disfrutar como se merece el mar de nubes que atravesé durante la subida ni del atardecer. A cambio, un cielo negro como no había visto ninguno y plagado de estrellas me esperaban aquella noche. Con la pertinente ropa de abrigo y tras localizar un grupo de tajainastes me dispuse a buscar su mejor cara y a esperar que nuestra galaxia hiciera acto de presencia.

Normalmente para las esperas es aconsejable llevarse además del móvil, una tablet o algo similar (buena comida). En este caso no hizo falta nada. Estar hay arriba, en completo silencio y oscuridad, observando la maravilla de la que nos privan todas las noches las luces a los que vivimos en pueblos y ciudades no tiene precio. Una cantidad enorme de estrellas brillantes cubriendo todo el cielo hasta el horizonte es algo que pocas veces puede disfrutarse, pero aquella noche tocaba hacerlo. Uno podría pasarse horas tumbado con la única compañía de una manta observando las constelaciones y cuerpos celestes con total claridad.

Puntual a su cita, a eso de las 23:30 la vía láctea empezó a asomarse por el horizonte. La silueta que se ve al fondo de esta imagen pertenece a montaña de Guajara, que con sus 2.718m (justo 1.000m menos que el Teide) es la montaña mas alta de las que conforman el circo de las cañadas. Y que mejor fondo para este espectáculo que dos ejemplares de tajinaste rojo? En esta imagen pueden verse dos de las maravillas de canarias, su flora endémica y sus cielos.

                                                                        5D, 14mm, f2.8, iso 3200, 34 seg.

En esta ocasión se seleccionó un balance en la cámara de 3200K para teñir de azul el cielo, colocando en el flash el correspondiente gel CTO para iluminar con luz blanca los tajinastes. Para intentar captar el espectáculo que había sobre mí, y procurando registrar el mayor número de estrellas posibles, abrí el diafragma al máximo y utilice un iso elevado. En este caso f2.8 e iso 3200 fueron los valores elegidos, que junto a una velocidad de 34 segundo harían aparecer fijas las estrellas en el cielo. No quiero pensar lo que se puede llagar a hacer aquí con una cámara moderna y sus valores iso estratosféricos. A pesar de ello estoy muy contento con los resultados, y aunque mi cámara es del 2005 que en esto de la tecnología es como la prehistoria, todavía me da buenas satisfacciones.